El calzado se pone a prueba. Las sandalias y los tenis no son las opciones más recomendables. Lo ideal: los burros, los todoterrenos. A lo lejos se escucha el agua corriendo... A medida que se avanza, el sonido se hace más fuerte... Sorpresa! El río Paso Hondo nos da la bienvenida. Después de admirar el paisaje, sobreviene la duda: Eh!, Para entrar al bosque hay que cruzar el río, la respuesta no se hace esperar. Zapatos y calcetines afuera, jeans doblados hasta las rodillas y para dentro. Los deditos son los primeros en probar el agua. Estó con el calor que hace se siente bien. Dónde colocar los pies se vuelve un arte. Las piedras más traviesas se deslizan risueñas mientras que las más solidas, se mantienen firmes. Las menos sociales, las pequeñitas, optan por hacer llorar a la piel.
Los guías que acompañan llegan hasta la orilla sin problema. Generosamente, se regresan y ayudan a pasar. “Faltan dos más; si, nos advierte. Las risas resuenan en el lugar. Mejor reír que llorar. Al otro lado, un comité de mariposas nos recibe con alegres revoloteos. El camino luce tranquilo, pero hay que tener cuidado. La lluvia ha generado fango en algunos sectores. Unos metros más y el río surge nuevamente. A echarse el arte otra vez. La hazaña se vuelve a repetir unos pasos adelante y luego se desvela un hermoso paraje: la poza El Saltón que se nutre con el llanto de una cascada. Las mariposas abundan. Un par de ellas retiene la atención de inmediato. Son grandes y azules. La tranquilidad que se experimenta es increíble.
En el pueblo de Cinquera aun existe el Campanario y la pared frontal y lateral norte de la antigua Iglesia,que realmente es lo único que queda de la estructura anterior. En sus muros, aun se observan las huellas de la guerra. Nadie sospecharía las historias que guardan esos parajes. Las anécdotas de desaparecidos, persecuciones, torturas y muertes enardecen el rostro de los habitantes de Cinquera. El conflicto armado dejó huellas dolorosas, imposibles de olvidar. Antes de que la guerra iniciara, la población del municipio alcanzaba las ocho mil personas. Ante la latente inseguridad que ocasionaba la guardia nacional y el Estado Salvadoreño en los años 70s y 80s,las familias en su totalidad optaron por abandonar los hogares. Al firmarse los Acuerdos de Paz, en 1992, siete familias iniciaron su repoblación. Actualmente, los habitantes ni sobrepasamos los dos mil. Mientras sus residentes se encargan de sanar las heridas, el bosque sigue su camino, brindando alojamiento no sólamente a insectos, sino a torogoces, culebras, venados, pumas, ranas caverrnícolas, zorrillas, tigrillos y muchos más
El sendero continúa de unos pasos de elefante y se llega a la poza San Benito. Una breve pausa y a conocer la “cocina vietnamita”. A través de este modelo, la guerrilla salvadoreña lograba despistar al ejército colocando bajo la tierra los canales por donde salía el humo. De esa forma, salía diluido el humo y metros arriba de donde se encontraba el campamento. Más adelante se contemplan unas pilas añileras. El Amate blanco se sitúa un poco después, hoy en día es un árbol donde las aves transitorias anidan en el verano, pero años atrás funcionaba como un horno de cal. Los más osados ascienden hasta “El Cascabel”, un ex campamento guerrillero que hacía las veces de hospital. Ahí los visitantes pueden apreciar una réplica de las mesas donde se operaba y algunas trincheras. Una experiencia enriquecedora. No sólo porque se interactúa con la naturaleza, sino porque con la historia de su gente, se sensibiliza el corazón/big>
Y mantenemos de manera imprescindible la historia sufrida de un pueblo, al cual se le golpeó y se le sigue golpeando de manera inescrupulosa.
! Cinquera Actualmente. !
Ya ustedes pudieron observar como fue flaco de los medios de comunicación amarillistas “si, los mismos de siempre. Durante toda la historia del país. El grupo de estudiantes que el 6 de febrero del 2009 protagonizaron una protesta contra el candidato a la presidencia de la república de El Salvador por el partido ARENA Rodrigo Avila. Quien hizo un evento electoral por segunda vez en el municipio de Cinquera, con toda una caravana de gente extraña al municipio. Y como difamaron estos medios junta a la ex ministra de Educación Darling Mesa.
El caso expuesto anteriormente, llegó bastante lejos. Los dos profesores que se encontraban laborando en el Instituto Nacional de Cinquera fueron despedidos, a lo cual no se ha visto en ningún medio Por qué?, además Obligaron a la Directora Ana Lucia Juárez, a que depusiera el cargo de Directora, la cual ingenuamente acepto. De tal manera que enviaron a un verdadero…. Arenero recalcitrante de nombre Ricardo Acevedo, el cual hasta la vez se encuentra trabajando bajo la figura de director interino, que de manera extraña se sabe que no paso por la departamental de Cabañas su nombramiento??.



Blogs Cinquera
 
Hoy habia 1 visitantes (2 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=