Etimologia del Municipio de Cinquera.
Comunidad Cristiana de Cinquera
A1000krlobo el 12-12-2009, 22:38 (UTC)
 Población se toma Iglesia histórica de Cinquera

Enviar a Un Amigo Versión para Imprimir

El párroco Emilio Rivas quiere remover escombros del templo histórico en Cinquera. Foto Diario Co Latino
El párroco Emilio Rivas quiere remover escombros del templo histórico en Cinquera. Foto Diario Co Latino


Humberto Aguilar
Redacción Diario Co Latino

La pequeña población de Cinquera, ubicada en el departamento de Cabañas, amaneció con la literal invasión de al menos 70 personas cargadas de herramientas de trabajo. Llegaron transportadas en un camión y varios vehículos pequeños, provenientes de los municipios aledaños de Tejutepeque e Ilobasco.

El objetivo, según expresaron, era el derruir y remover los restos del histórico templo, que es sobreviviente al conflicto bélico de nuestro país, y que está decorado con los rostros de Monseñor Romero y otros mártires de las luchas del pueblo salvadoreño. Los invasores manifestaron que fueron reclutados y convidados por el Párroco local, el sacerdote Emilio Rivas; quien nunca les explicó la naturaleza de las obras a realizar.

Inmediatamente, la población de Cinquera se movilizó, se dio la voz de alerta a los medios escritos y radiales, la gente se apersonó al lugar, sonaron las campanas-bombas y se armó una muy fuerte discusión entre el sacerdote y la población local. Gracias a la intervención oportuna de las autoridades locales, la PNC, el Gobernador Político Departamental, quien providencialmente estaba en este municipio, y las llamadas a diferentes medios, se truncó este cuestionable acto.

El sacerdote mostraba un documento, que a su juicio, avalaba las acciones, un Dictamen Técnico que amparaba la remoción de las paredes, pero la población exigió más explicación, quiere dialogar y comprender el porqué de estos atropellos y provocaciones a la voluntad de los vecinos.

Al cierre de esta nota, la Iglesia se encontraba tomada por los pobladores, quienes exigen la destitución del sacerdote Emilio Rivas y un amplio diálogo con las autoridades competentes en el tema de Conservación y Gestión del Patrimonio Cultural Nacional.

“Cinquera posee diferentes restos del conflicto bélico, y es un símbolo, un icono de esa etapa que los salvadoreños no deben olvidar, por eso urge una solución integral a este tema”, expresó Ana Marina Alvarenga, vocera de la población.
 

Historia de Cinquera
A1000krlobo el 12-12-2009, 21:08 (UTC)
 CINQUERA
Orígenes y etimología. En el transcurso del siglo XVIII se constituyó, en el antiguo latifundio de los Avalos, la aldea de ladinos de Cinquera, cuyos descendientes, en 1807, aun conservaban algunas parcialidades, según anota el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa.
La aldea progresó rápidamente, según el mismo informante, por cuanto que por ella pasaba el Camino Real de Partidas, hacia San Salvador, Suchitoto y Gracias a Dios.
Explicando el origen de esta población y su etimología, se consigna lo siguiente en un informe municipal de 15 de diciembre de 1859: “Este pueblo –dice- todavía a fines del siglo pasado (siglo XVIII) era propiamente la hacienda llamada San Nicolás, perteneciente a una familia de Riveras, dividida esta entre los herederos, las tres partes continuaron con los nombre que hasta ahora (1859) tienen de Escopeta, Cutumayo y Cinquera.”
“Este último nombre le viene de una circunstancia independiente de su propiedad. Es el caso: que en aquellos primitivos tiempos ya referidos, hubo una mujer de San Salvador que venia con frecuencia todos los años en la época de la temporada de añil (de marzo a octubre), a vender cortes de ropa de la tierra (telas del país) y otras drogas (mercancías), y quiso establecer en su mercado, el cinco de cacao, moneda que se usa aún en la capital, y a la casa de su hospedaje se le denominó desde entonces con el nombre de casa de la Cinquera, tomando el paraje este mismo nombre poco después y con el que se reconoce hasta la fecha. No se sabe-agrega-, si antes de haber sido hacienda este lugar fue poblado por familias indígenas; y menos hay noticias de que se haya encontrado algunos objetos(arqueológicos) en sus campos.”
Algo de cierto y no poco de falso contienen los datos del informe municipal referido.
En efecto un autor también informado, como Gutiérrez y Ulloa, claramente manifiesta que la aldea de Cinquera se formó “en lo antiguo de los Avalos”, acaso en lo que fue la primitiva y extensa hacienda San Nicolás.
En 1807, según el mismo autor, las haciendas de Cutumayo y Escopeta eran: la primera, administrada por la familia de los Lovos; y la segunda, propiedad de la familia de los Riveras; mientras que Cinquera era una aldea de ladino, en cuyas inmediaciones conservaba la sucesión de los Avalos, “algunas tierras”.
Fueron los Avalos, pues, y no los Riveras, los propietarios de la antigua hacienda de San Nicolás.

En cuanto a la etimología del nombre de Cinquera, en apariencia con visos de verdad, es una solemne ocurrencia del autor de ese informe municipal, ya que el nombre de Cinquera es de franco origen lenca, pues esta constituido de las voces siguientes del idioma patrón: cin, Zinzim, pacaya; que, piedra; y era, sierra, cerro, localidad. Significa, pues “Cerro o lugar de piedras y pacayas”.
SUCESOS POSTERIORES.
Al organizarse el Estado de El Salvador, la aldea de ladinos de Cinquera, como cantón o valle del partido de Cojutepeque, quedó incluido por Ley Constitucional de 12 junio de 1824 en el área del extenso departamento de San Salvador; pero presumiblemente, por Ley del 22 de mayo de 1935 entró a formar parte del distrito de Suchitoto, en el departamento de Cuscatlán.
En 1841 Cinquera era ya población de algunas importancias, pues en la Ley de 18 de febrero de ese año, se le señala como uno de los cantones electorales en que se dividió El Salvador. Años más tarde. En 1844, comenzó a edificarse la iglesia de Cinquera, como filial o aneja de la parroquia de Suchitoto, obra que se coronó en 1846 por los esfuerzos piadosos de sus habitantes.
ERECCION DEL MUNICIPIO. Durante la administración del licenciado don Eugenio Aguilar y por Decreto Ejecutivo del 13 de mayo de 1847 se erigió en pueblo, con el nombre de San Nicolás Cinquera, la aldea de esta misma denominación, por tener el número suficiente de vecinos conforme a la Ley y poder sostener una corporación municipal.
El 1° de marzo de 1850 fue aprobado el decreto eludido por el Poder Legislativo.
OTROS SUCESOS. En diciembre de 1859 Cinquera tenía una población de 598 habitantes alojados en cosa de cien casas, de las cuales 6 u 8 eran de teja y las demás enteramente pajizas.
En este año Cinquera, además de su Iglesia, poseía edificios de cabildo y escuela y aun cuando todavía no contaba con una demarcación legal, su jurisdicción abarcaba no menos de 9 caballerías de terreno.
Por decreto del Congreso Nacional Constituyente, de 10 de febrero de 1873, el pueblo de Cinquera se segregó del distrito de Suchitoto, departamento de Cuscatlán, y se incorporó en el distrito de Ilobasco, departamento de Cabañas.
En 1890 Cinquera tenía 1180 almas de población.
En la actualidad Cinquera posee alrededor de 1500 habitantes, lo que denota que debido a la recien pasada Guerra Cívil que sufrio nuestro país, la población aun se mantiene. Los apellidos actuales en el municipio siguen siendo los mismos. Entre Lobo, Riveras, Contreras, Alvarenga, Barahonas, Noyolas y Avalos etc.



 

<-Volver

 1 

Siguiente->






Añadir comentario acerca de esta página:
¿Que entrada desea comentar?
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje:

Blogs Cinquera
 
Hoy habia 1 visitantes (3 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=